miércoles, 28 de julio de 2010

Para hablar de la pintura griega es necesario hacer referencia a la Cerámica, ya que precisamente en la decoración de ánforas, platos y vasijas; cuya comercialización era un negocio muy productivo, fue donde pudo desarrollarse en la antigua Grecia. Incluye lo que comúnmente se conoce como vasos griegos o pinturas griegas. Nacida en el Oriente Próximo, el arte de la cerámica alcanzó en la Antigua Grecia un alto nivel de calidad artística. Constituye un testimonio fundamental sobre la vida y la cultura de los antiguos griegos.

Encontramos en ella gran cantidad de formas y de motivos decorativos: leyendas heroicas, temas históricos, juegos atléticos, escenas de la vida cotidiana. Prueba de su importancia y prestigio es el hecho de estar firmadas tanto por el ceramista, como por el pintor.



Firma del famoso pintor Sóphilos.



Eran elaborados en talleres donde participaban dos clases de artistas: alfareros y pintores. Representan uno de los modos más bellos de conocer el universo griego, pues en ellos podemos ver escenas que van desde la religión, al hogar, desde la guerra a la literatura.



Estilos, vemos sobre todo dos: figuras negras y figuras rojas.

• Los vasos de figuras negras, como su nombre indica, se decoran empleando el color negro para las figuras, dejando el fondo del color de la arcilla.







• Los vasos del estilo de figuras rojas pintan el fondo en negro y dejan del color de la arcilla las figuras; los detalles de estas también están perfilados en negro.

Mujer oficiando en un altar, figuras rojas. 505 a. C.



Al comienzo los diseños eran elementales formas geométricas; de ahí la denominación de Geométrico que recibe este primer período. (sigloS IX-VIII a.C ).



Vaso Atico 740 a.

En el período Arcaico (siglos VII-VI a.C ) se incluyó la figura humana; con representaciones mitológicas, las escenas se organizaron en franjas horizontales paralelas que permitían la lectura de la narrativa, girando la pieza de cerámica.



Vaso Francois, Clitias.

Las piezas de cerámicas pintadas comienzan a experimentar decadencia durante el período Clásico ( siglos V-IV a.C. ), pero resurgen triunfantes en el período Helenístico (siglo III a.C.) totalmente renovadas, plenas de color y ricamente decoradas.




TIPOLOGÍA

Los griegos poseían muchos tipos de recipientes, generalmente destinados a un uso particular: un ánfora servía más bien para transportar líquidos, especialmente aceite de oliva. Una hidria, como indica su nombre, era una jarra para el agua. Por la necesidad de clasificación, se distinguen los diferentes recipientes según su forma y dotándoles de nombres específicos: un vaso será clasificado como aríbalo o alabastrón, mientras que los griegos eran probablemente mucho menos estrictos en las denominaciones.

ÁNFORA

Vasija cerámica de gran tamaño y con dos asas junto al cuello terminada en pie chato o en punta, para colocarla en este caso en el suelo arenoso o bien sobre un montante. Utilizada para conservar y transportar líquidos y granos.





Ánfora griega de figuras negras. Ánforas griega de figuras rojas.

CRÁTERA

Vasija grande con boca ancha y dos asas o mangos hacia el tercio interior de la parte ventruda, que servía para mezclar en ella el agua y el vino ( los griegos no tomaban el vino puro, sino mezclado con agua ).











Hidria

Usada para transportar agua. Contaba con tres asas: una a cada lado del cuerpo del recipiente usadas para levantarlo y transportarlo, y una tercera, situada en el centro respecto a las otras dos, usadas para verter el agua. Esta vasija puede hallarse tanto en el estilo de figuras rojas como de figuras negras. A menudo incluye escenas de la mitología griega, reflejando deberes morales y sociales.





Lesito

Es un vaso griego antiguo utilizado para almacenar aceite perfumado destinado al cuidado del cuerpo. Los lecitos son frecuentemente utilizados como vasos funerarios. Se caracteriza por su forma alargada, un cuello estrecho y una embocadura ancha que permite a la vez limitar el flujo del aceite y facilitar su aplicación.





Alabastrón

Frasquito de perfumes ( generalmente, de alabastro o vidrio ) con la base redondeada destinado a estar suspendido.





Enócoe

Es una jarra que sirve para sacar el vino de una crátera ( donde ha sido aguado ) antes de servirlo. Este tipo de vaso se caracteriza por una única asa y un tamaño de 20 a 40 cm.





Kílix

Es una copa para beber vino, con un cuerpo relativamente profundo y ancho levantado sobre un pie y con dos asas dispuestas simétricamente.



Skyphos

Taza de vino profunda con dos asas con una base baja y ancha o sin base.







Askos

Se utilizaba para servir pequeñas cantidades de líquido como por ejemplo, aceite. Generalmente se almacenaba el aceite para rellenar con él las lámparas.





Pixis

Usada por las mujeres para contener cosméticos, baratijas o joyería. Usualmente era una caja redonda con una tapa separada.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Menu :

Publicidad

Contenido Popular

Contenido Reciente